Modalidad de Cursada

Educación a Distancia

Implementación

VirtualEd

Titulación

Certificación en Finanzas Públicas

Duración

1 año máximo

Fundamentación

Los primeros esbozos de interés de los Estados Nacionales por la administración de las finanzas públicas datan de los siglos XIII y XIX, período durante el cual la actividad financiera se inspiraba en el denominado “Estado Liberal”. Así como en la generalidad de las disciplinas económicas, desde su nacimiento, el desarrollo teórico en torno a las finanzas públicas no estuvo exento de controversias y se dirimió –en general- en torno a dos saberes diametralmente opuestos respecto de las conclusiones que de cada uno se derivan.

Por un lado, se encontraba el paradigma de los clásicos (liberal), aquellos que postulaban a las finanzas públicas en particular como una actividad parasitaria del sistema económico. Bajo esta concepción, el Estado debería ser el de menor tamaño posible, con gastos moderados -restringidos a ser un subproducto de un presupuesto equilibrado- y sin atribuciones para afectar el ahorro de la población con mayor nivel de ingresos. A pesar de su popularidad, el análisis de los economistas clásicos resultó insatisfactorio para explicar en diferentes oportunidades las depresiones que el mismo sistema económico ocasionaba bajo los postulados rígidos del libre-mercado.

Con el paso del tiempo, los perjuicios del Estado Liberal resultaban más evidentes y los graves sucesos del primer tercio del siglo XX (primera guerra mundial y la crisis económica mundial del 29´) indujeron la declinación de esta doctrina y sus recomendaciones en términos económicos en general, y en términos fiscales, en particular. Como contrapartida del ocaso liberal, fueron tomando mayor consideración y relevancia aquellas corrientes heterodoxas del pensamiento que postulaban la necesidad de mayores atribuciones del Estado. Estas corrientes se erigieron para dar explicaciones a las consecuencias nocivas que se derivan de las imperfecciones del mercado, en tanto se tienden a convalidar procesos de acumulación que generan desigualdad y exclusión en las distintas sociedades del mundo.

Por ello, en el siglo actual los especialistas en la materia se han inclinado a inducir una mayor amplitud en el objeto de estudio de las finanzas públicas, a partir de las nuevas funciones asignadas al Estado moderno. De allí, que todas las producciones teóricas y académicas se han ido aggiornando a la concepción actual de las finanzas públicas, donde la concepción más básica de la actividad desarrollada por el Estado, dirigida a la obtención de recursos para financiar gastos, se le añade todas aquellas actividades encaminadas a garantizar la estabilización económica, el bienestar de la población general, y la provisión de bienes y servicios públicos, entre muchas otras. Desde esta perspectiva las finanzas públicas se entienden, además, como una herramienta primordial para garantizar un proceso de redistribución progresiva del ingreso.

Es así como, actualmente, los instrumentos de naturaleza financiera que posee el Estado responden a la redefinición de la función pública y de la actividad financiera del mismo, y se encuentran cada vez más alejados del paradigma teórico oportunamente propuesto por el liberalismo económico.

En base a lo antedicho, se concibe como imprescindible la necesidad de contar con profesionales adaptados para conocer, interpretar y comprender las cuentas fiscales y la actividad financiera del Estado. Para esto, el complemento de especialización que propone el Programa en Finanzas Públicas se percibe como una herramienta esencial, en un entorno académico y profesional carente –en general- de herramientas teóricas y prácticas mediante las cuales se conjuguen las distintas corrientes del pensamiento económico y descansen con especial énfasis en el tratamiento de ejemplos y procesos específicos del caso argentino. Este Programa favorece, además, el acceso a un entorno de formación técnica y profesional integral a los fines de que el graduado incorpore aptitudes para enfrentar los desafíos crecientes del mercado laboral.

Image
Ing. Miguel Ángel Gonzalez
Director - PFPU

Las Finanzas Públicas son una herramienta primordial para garantizar un proceso de redistribución progresiva del ingreso.

Objetivos del Programa

· Aportar conocimientos teóricos generales, a los fines de comprender los aspectos técnicos específicos que hacen a las finanzas públicas desde un enfoque integral. Esto se proyecta a partir de una perspectiva sistémica sobre el funcionamiento de la economía global e incorporando las especificidades de los desequilibrios de nuestro sistema de administración financiera.
· Identificar las rigideces e ineficiencias de determinado estrato administrativo, logrando un entendimiento amplio de los métodos más convenientes para resolver cada problemática operativa y optimizar la aplicación de los recursos públicos.
· Comprender la perspectiva político-institucional de la administración financiera, a los fines de adquirir efectividad en la promoción de transformaciones que propendan a una mejora en el desarrollo de los procesos internos y de vinculación externa.
· Desarrollar herramientas analíticas, necesarias para aplicar en variadas subdisciplinas. A partir de conocer en detalles los aspectos económicos y financieros de nuestra administración púbica, se pretende generar capacidades técnicas aplicadas.
· Formar profesionales competentes para comprender el rol de los distintos sectores niveles de la administración pública, así como sus interrelaciones funcionales.
· Forjar profesionales idóneos para incorporar nuevas tendencias de la región, y del resto del mundo, en relación a las mejores prácticas para generar esquemas de mejora dinámica en los procesos y facilitar la transferencia e innovación tecnológica en el marco de la administración pública.

Perfil del Egresado

El profesional certificado del PFPU estará dotado de:

Discernimiento de la posibilidad de adaptar modelos teóricos a la realidad de la gestión pública, aislando las especificidades de la idiosincrasia local y entendiendo las rigideces internas propias de todo arreglo institucional en etapas de maduración incompleta.
Conocimiento en profundidad de los diferentes modelos de gestión administrativa, en función a las alternativas teóricas para los distintos niveles de gobierno.
Capacidad de reconocer las problemáticas típicas de un circuito administrativo imperfecto, tanto desde el plano financiero, económico, de costos, como en materia de recursos humanos.
Formación en el análisis financiero a partir de una lectura sistémica de la administración pública. Apropiada interpretación de la evolución histórica de los esquemas de gobernanza de la hacienda pública.
Comprensión de los distintos enfoques teóricos que explican los fundamentos de las teorías sobre circuitos administrativos y técnica financiera.
Conocimiento integral de los aspectos que caracterizan las finanzas públicas en argentina, a partir de los fundamentos teóricos que definieron los contornos de la subdisciplina. Asimilación apropiada sobre su relación con los sistemas financieros a nivel mundial y regional.
Comprensión del rol del Estado en sus distintas jurisdicciones, así como las potencialidades y limitantes de las instituciones supranacionales.
Aptitud para detectar oportunidades de mejora en la hacienda pública, a los fines de aplicar los conocimientos adquiridos para coadyuvar a la transformación de la realidad de cada una de las unidades de la administración pública.
Pericia en el entendimiento del impacto de las políticas públicas subyacentes a cada uno de los enfoques. Conciliación de los fundamentos conceptuales y la gestión pública en la práctica real.
Asimilación del herramental disponible para el estudio y análisis de las estructuras administrativas y financieras, en diálogo con el correlato empírico de las teorías disponibles. Contará con un conjunto de saberes técnicos y de metodologías específicas para certificar la eficacia de sus creencias apriorísticas.
Capacidad de trasferir en su campo de aplicación profesional las mejores estrategias que contribuyan a la mejora de la administración pública, en diálogo permanente con un entorno académico y una comunidad científica comprometida con el desarrollo económico local, con igualdad social.

Es imprescindible contar con profesionales que conozcan, interpreten y comprendan las cuentas fiscales y la actividad financiera del Estado.

Evaluación

La aprobación de los cursos virtuales consistirá en la presentación adecuada de trabajos prácticos, monografías y/o exámenes parciales dependiendo el caso, y solicitados por el docente a cargo del curso.

Los docentes a cargo de cada curso, establecerán la modalidad de evaluación de la misma.

La calificación se expresará en escala numérica de cero (0) a diez (10) sin decimales. Para la aprobación de cada seminario se requerirá la nota mínima de siete (7).

En casos debidamente justificados, el director del Programa podrá establecer, en acuerdo con el docente, los requerimientos adicionales de aprobación para aquellos estudiantes que no hayan cumplido con los requisitos de entrega de actividades y/o exámenes, según cronograma establecido.

Condiciones de Permanencia y Graduación

Las condiciones para la obtención del título de Programa son:

a) Cursar y aprobar las distintas actividades propuestas.
b) Cumplir los requerimientos académicos y el reglamento de Educación a Distancia.
c) Aprobar el Trabajo Final Integrador (TFI).
d) Haber cumplido con los compromisos financieros.

El trabajo Final Integrador - de carácter teórico-práctico - versará sobre algunas de las problemáticas, áreas o temas desarrollados en el Programa, tales como la elaboración del estudio de un caso real de alguna empresa e industria.

El TFI es de carácter individual y deberá ofrecer un desarrollo y análisis temático relacionado con el Programa, conclusiones y fuentes consultadas.

Duración

El plazo máximo para realizar la cursada de los seminarios es de DOCE (12) meses, a partir de la primera unidad curricular dictada. Una vez aprobadas todas las asignaturas, se presentará a la Escuela de Programa el plan de trabajo del TFI y al docente orientador, momento a partir del cual el estudiante tendrá 3 meses para la presentación a la defensa del mismo.

El estudiante podrá solicitar una prórroga de hasta seis meses para finalizar la cursada de los seminarios pendientes, en función del dictado de los mismos, y de otros tres meses para la presentación de la defensa del TFI.

Slider